Aceites esenciales y tus mascotasfebrero 19, 2021

 

Nos encantan los aceites esenciales para nosotros, nuestro hogar y nuestra familia, por eso, nos encantaría que nuestras mascotas también se beneficiaran de ellos.

Sin embargo, ellos son mucho más sensibles ante ciertas sustancias y lo que empieza como una idea bien intencionada puede terminar como un problema y no queremos que nada malo le pase a tu mascota.

Hicimos una investigación sobre el efecto y el uso correcto de los aceites esenciales en mascotas usuales.

A continuación algunos consejos y sugerencias generales para el uso de aceites esenciales con nuestras mascotas:

  • No aplicar aceites esenciales en gatos o perros menores de 8 semanas porque aún están en proceso de desarrollo.
  • Los animales son generalmente más sensibles a los aceites esenciales que los humanos. Es decir, si tu veterinario te aprueba el uso de un aceite esencial, es mejor diluirlo y usarlo con moderación.
  • Nunca aplicar vía oral
  • Cada animal es diferente, así que observa cuidadosamente cómo responde tu mascota.
  • Al aplicar, es importante que los aceites esenciales no entren en sus ojos.
  • Si tu mascota está embarazada, amamantando o tiene una condición médica, siempre, siempre consulta a tu veterinario antes de usar cualquier aceite esencial.

Así como no le darías chocolate a tu perro, aunque a ti te encante,  hay tipos de aceites que no son recomendables para mascotas.  ❌  Es mejor evitar aceites esenciales de eucalipto, canela, cítricos, árbol de té (maleluca), ylang ylang y menta.

​Si vas a utilizar un difusor, colócalo en un lugar en donde no vaya a ser derramado por tu mascota.  Evítalo del todo si tu mascota tiene problemas respiratorios.   Además recuerda que aunque el aceite que uses no sea nocivo para tu mascota, su sentido del olfato es mucho más potente que el nuestro por lo que puedes abrumarlos si utilizas concentraciones muy altas o lo usas por mucho tiempo en un espacio pequeño.

Las mascotas son parte de la familia y no queremos eventos desafortunados. Es decir, en todos los casos, tu veterinario debe ser el primer punto de contacto antes de aplicar cualquier aceite o sustancia a tu mascota.

Más Artículos

Muy Lila