¿Cómo aplicar aceites esenciales en la piel?febrero 11, 2021

Hay muchas maneras de aprovechar los beneficios de los aceites esenciales.  Puedes ambientar una habitación con un difusor con agua, usarlos en un difusor mini solo para tu espacio personal o aplicarlos en tu piel.  En esta entrada hablaremos de cómo aplicar aceites esenciales en tu piel.

La mejor manera de aplicar aceites esenciales en la piel es diluirlos primero.  Aquí te contamos por qué debes evitar aplicarlos concentrados y cómo diluirlos adecuadamente.

¿Por qué no debes aplicar los aceites esenciales concentrados sobre tu piel?

Los aceites esenciales no deben aplicarse concentrados en la piel. Debemos diluirlos siempre y aquí te damos tres razones:

  • No todas las pieles son igual de sensibles: Sí, es cierto que algunos aceites esenciales pueden aplicarse directo y puede que no pase nada, pero pieles vemos y sensibilidades no sabemos. Si no eres una experta, ve a lo seguro y dilúyelo en un aceite portador.
  • Los aceites esenciales no son baratos💰💸: Los aceites esenciales no son baratos, los hay de diferentes precios porque algunos son más costosos de extraer que otros y esto depende principalmente de la parte de la planta (y su abundancia) que se use para extraer el aceite: no es lo mismo hacer prensado de cáscara de naranja 🍊 que hay por montones para jugos y demás, que extraer por destilación al vapor aceite esencial de pétalos de rosas. ¿Ven por donde va la cosa?  Si diluyendo el aceite esencial igual obtienes sus beneficios, por qué “gastarlo” concentrado.
  • Algo natural no es automáticamente seguro: Que algo sea natural no lo hace seguro de por si. El Mercurio se da naturalmente y es naturalmente tóxico. Lo mejor investigar  bien qué planta estamos usando y cuál es la concentración adecuada.
OK! Entonces ¿En qué debo diluir un aceite esencial?

Por su composición química los aceites esenciales no se disuelven en agua; el agua y el aceite no se mezclan.  Puedes diluirlos en un alcohol o en otro aceite.  ¿Has visto recetas de aromaterapia en las que utilizan vodka?  ¡Sí, vodka! Se trata de un alcohol líquido que disolverá tu aceite esencial.   Sin embargo, lo más común es que se utilicen aceites vegetales con olores suaves y agradables como el aceite de aguacate, el aceite de coco o el aceite de almendra dulce, por nombrar algunos.  En estas mezclas al aceite de aguacate, coco o almendra se le llama aceite portador (carrier oil en inglés) porque es el aceite que lleva, porta, al aceite esencial.

Qué características debes considerar a la hora de elegir un buen aceite portador:
  • Que tan fácil se absorbe: En principio los aceites más ligeros se absorben más fácilmente que los aceites más pesados o viscosos. Por ejemplo, el aceite de grapeseed es ligero y de rápida absorción, mientras que el aceite de aguacate demora mucho más en absorberse.
  • Con qué objetivo lo estas usando:  Puedes estar usando el aceite para humectar y nutrir la piel, en cuyo caso debes preferir un aceite de rápida absorción.  Si en cambio lo estás usando para dar un masaje, para limpiar tu piel o retirar el maquillaje, un aceite que demore más en absorberse sería lo mejor.
  • A qué parte del cuerpo lo estás aplicando:  no es lo mismo un aceite para el rostro, que un aceite corporal, que un aceite para el cabello.  Incluso el aceite ideal variará de persona a persona, según su tipo de piel o la porosidad de su cabello. Para el rostro se recomiendan aceites ligeros y de rápida absorción.
  • El aroma natural del aceite portador: hay aceites con aroma más neutros y otros con aromas más fuertes que pueden enmascarar o alterar un poco el aroma del aceite esencial que hayas elegido.
OK! ¿Qué aceite portador es mejor en cada caso?

Lo ideal es que consideres qué tan rápido necesitas que se absorba el aceite; que tan ligero o viscoso necesitas que sea según la aplicación que vayas a darle.  Mientras más ligero más fácil es su absorción.

Podemos clasificar como aceites ligeros al aceite de grapeseed,  aceite de argan y el aceite de almendras dulces.  Estos son buenos para usos en los que se requiere una absorción fácil y rápida.  Pueden usarlos personas de piel grasa, personas con cabello de baja porosidad e incluso pueden utilizarse para humectar y nutrir el rostro siempre y cuando no obstruyan los poros.

Los aceites de absorción intermedia puede ser: el aceite de semilla de melococón (apricot kernel), el aceite de coco fraccionado y el aceite de jojoba.  Aunque técnicamente el aceite de jojoba es más una cera líquida que un aceite.

En cuanto a aceites pesados podemos mencionar el aceite de coco virgen y el aceite de oliva.   Estos pueden ser buenos para dar masajes porque demoran más en absorberse que otros aceites, sobre todo para personas de piel seca.

 

Una nota sobre el aceite de coco

Recuerda que el aceite de coco se consigue en el mercado en dos presentaciones: virgen o fraccionado.  El aceite de coco virgen, corriendo el riesgo de ponernos técnicos, tiene tres tipos de cadenas de ácidos grasos.  Tiene cadenas cortas, medianas y largas y un punto de solidificación de 24 C, es por eso que en lugares templados lo venden en frascos y si lo metes a la refrigeradora se volverá una pasta blanca.

¿Cuál es la diferencia con el aceite fraccionado?  El aceite de coco fraccionado pasa por un proceso en el que se le eliminan las cadenas grasas más largas, dejándole solo las medianas y las corta,  bajando así considerablemente la temperatura de solidificación.  Es decir lo puedes meter a la refigeradora y no se va a convertir en un pasta.  Por eso se usa en productos cosméticos y viene generalmente en botellas con dispensador.

 

¿Qué concentración es segura a la hora de diluir aceites esenciales?

La concentración adecuada suele estar entre el 0.5% y el 2% según tus gustos y la sensibilidad de tu piel.    Utilizar un aceite portador es la mejor manera de aplicar aceites esenciales sobre tu piel, de este modo obtienes el beneficio sin necesidad de aplicarlo concentrado sobre tu piel.  Algunos terapeutas expertos recomiendan concentraciones de hasta 25% para afecciones muy específicas; pero ellos saben con que aceites pueden permitirse concentraciones tan altas, en qué momentos aplicarlos y para qué afecciones.

Por ejemplo, si tomo un frasquito de dos onzas, como el de nuestro mist de lavanda, y lo lleno hasta los hombros con dos onzas de aceite de coco, ¿Cuántas gotas de aceite esencial debo incluir para lograr una concentración de 2%? La respuesta es 24 gotas (un poco más de un mililitro).

Te ayudará saber que una onza tiene 29.57 ml para ser exactos, aunque generalmente lo redondeamos a 30 ml, y que un mililitro tiene 20 gotas aproximadamente.  La cantidad exacta de gotas por ml varía de un aceite a otro dependiendo de la viscosidad del aceite.  Tomando esto en cuenta, como regla general, para una concentración de 0.5% al 2% puedes utilizar entre 3 y 12 gotas por onza.

¡Así que ya sabes! Si quieres aplicar aceites esenciales en tu piel asegúrate de diluirlos a una concentración adecuada en el aceite portador que mejor se ajuste a tu necesidad.

Más Artículos

Muy Lila