¿Estás teletrabajando? Tenemos consejos para tienero 11, 2021

Es cierto que trabajar desde la casa tiene sus retos, pero no tiene que ser horrible.  El teletrabajo con menos estrés es posible y aquí te contamos cómo lograrlo.

 

Los retos del teletrabajo y cómo superarlos
  • Dificultad para desconectar de las obligaciones laborales. El mayor uso de las nuevas tecnologías y el hecho de que muchas personas hayan pasado a tener la oficina en casa ha provocado que sea más complicado desconectar del trabajo fuera del horario laboral. Si no se consigue descansar lo suficiente y evadirse de las cuestiones relacionadas con la empresa, podría llegar a experimentarse lo que se conoce como ‘burn out’ o desgaste profesional, especialmente nocivo para la salud mental.
  • Aumento involuntario de la jornada laboral. Para que el teletrabajo funcione, es fundamental encontrar la forma de organizarse y autogestionarse de forma eficiente y productiva. De no conseguirlo, se corre el riesgo caer en una sobrecarga de trabajo, en un aumento involuntario de la jornada laboral y, por ende, en la sensación de sentirse desbordado y frustrado por no cumplir con lo que la empresa pide.
  • Mayor sensación de aislamiento. La socialización del día a día con el resto de los compañeros y supervisores se ha reducido. En el caso de aquellos que viven solos, esta disminución de contacto directo con otros podría dar lugar a sentimientos de aislamiento o, peor aún, de soledad; una emoción que, a largo plazo, puede manifestarse tanto a nivel físico como psicológico, y que, a su vez, puede desembocar en un aumento de los niveles de estrés y ansiedad.
  • Menor rapidez mental y concentración. El cúmulo de pensamientos negativos y situaciones estresantes no es positivo para la mente. La razón es que, cuando se sufre estrés, no somos capaces de tomar el control ni poner orden en nuestros pensamientos. Además, también hay que tener en cuenta que cuerpo y cerebro van de la mano, por lo que tener un nivel inadecuado de movilidad provocará, igualmente, un peor riego sanguíneo. Esto, entre otras cosas, perjudica la actividad cerebral, lo que se traduce en un menor rendimiento intelectual, especialmente en lo que respecta a la memoria y la atención.
  • Dolores musculoesqueléticos. Desde una perspectiva física, pasar varias horas sentado sin combinarlo con ningún tipo de actividad física también podría provocar que se cargue innecesariamente la zona lumbar. A esto se une también la inadecuada ergonomía del lugar de trabajo: sillas incómodas, mesas con escaso espacio, realizar las tareas laborales sentados en el sofá o tumbados en la cama, el ordenador en mala posición, mala iluminación… Todos estos elementos provocan malas posturas que pueden derivar en dolores musculares y contracturas.
Cambia la perspectiva

¡Piénsalo! ¡Si estas tele trabajando eres una persona afortunada!  Tienes la oportunidad de seguir aportándole a tu equipo y a tus clientes, mientras te mantienes productiva, generando ingresos y con la mente enfocada desde la seguridad de tu casa.

Además, te ahorras el tiempo, la gasolina y el tranque del ir y venir de la casa a la oficina. Puede que también ahorres dinero de los almuerzos fuera de casa.

 

Crea un ambiente ideal para un tele trabajo con menos estrés

Pero no todo está perdido trabajar con menos estrés en un ambiente que sea de tu total agrado es posible. Es aquí donde queremos enfocarnos en esta entrada.  En cómo crear un ambiente ideal para un teletrabajo con menos estrés.  ¡Evita agregarle más estrés a tu cuerpo!

 

  • Cuida la ergonomía tu espacio.  En esta guía sobre teletrabajo libre de estrés   te decimos qué hacer para organizar tu lugar de trabajo en casa y hackear el estrés desde el cuerpo.  Vamos más allá de sugerirte que ordenes tus superficies, dejes entrar la luz natural y te compres una plantita.  Todo eso está bien, pero en esta guía  contestamos puntualmente las siguientes preguntas:
    • ¿Cuál es la manera correcta de sentarse a trabajar en la computadora?
    • ¿Necesitas una silla nueva o puedes acomodarte con la que tienes y cómo?
    • ¿Cómo acomodarte y utilizar mejor tu laptop?
    • ¿Y si mejor trabajas de pie?
    • ¿Cómo cuidar tus hombros, codos y muñecas?

 

  • Recurre a los aromas.  Investigaciones de diferentes universidades, demuestran que las sensaciones negativas como la irritación, molestias o el estrés pueden ser contrarrestadas a través del olfato, ya que ciertos aromas pueden estimular emociones positivas como la felicidad, la relajación y la productividad.  A continuación te sugerimos algunos aceites esenciales que puedes utilizar, con un difusor USB pequeñito o con un difusor/humidificador, para tele trabajar:
    • Limón.  Promueve la concentración, la calma y la claridad.  Lo que es muy útil cuando estás molesta, ansiosa o agotada.
    • Lavanda  Este es el aceite esencial por excelencia para gestionar el estrés.
    • Romero. Perfecto para la mañana de los lunes.  Además de mejorar la memoria, el romero es un estimulante para combatir dolores de cabeza y  el cansancio físico y mental.
    • Menta.  El aroma para tus tormentas de ideas.  Te da un boost de energía para la mente, promueve la concentración y te ayuda a pensar con claridad.

 

  •  Ten una rutina estable.  Es muy importante que tengas una rutina, eso te otorgará orden mental y te ayudará a controlar tu tiempo, tus hábitos y la alimentación.  Establece un horario de trabajo junto con sus pausas y horas de comidas. Cuando se termine la hora de trabajar, realmente deja de trabajar. Si tienes niños, habla con ellos y explícales que debes realizar algunas tareas, como ellos deben hacerlo en el colegio, y que necesitas un tiempo para hacerlo. Deja unos minutos de tu día para hacer deporte o moverte un poco y así relajar tensiones del día.

 

  • Maneja tus interrupciones y conoce tus ritmos – las interrupciones visuales o auditivas (ruidos) están a la orden del día en la casa, sobre todo si tus hijos también están tomando sus clases desde casa.  En esta guía sobre teletrabajo libre de estrés te damos sugerencias específicas para gestionar estas interrupciones y conocer tus ritmos naturales de productividad.

 

Como todo, el teletrabajo libre de estrés es posible con el enfoque correcto y algo de conocimiento de nosotros mismos, nuestros cuerpos y nuestros cerebros.  Lograr el equilibrio y estar más [email protected] es posible.

¡Jamás estaremos totalmente libres de estresores, pero sí podemos aprender a gestionar el estrés que estos nos generan! Recibe la guía gratuita para Hackear el estrés del teletrabajo haciendo click aquí.

Más Artículos

Muy Lila