¡CALMA! RESPIRAabril 25, 2020

Respirar es algo que hacemos en automático. Nuestra vida depende de ello, pero aún así lo hacemos mal.  ¿Por qué lo hacemos mal si es algo que nos viene natural?  Por lo tensos que estamos siempre.   Si como muchas personas, estás estresado y con dolor de espalda, probablemente estás aguantando tu respiración.   Respirar profunda y calmadamente es un buen paso para aliviar los dolores de espalda.

Por un momento ponle atención a tu respiración.  Ponle atención a los siguientes aspectos:

  • ¿Donde se infla tu cuerpo? ¿En las costillas, alrededor del ombligo, en la espalda?
  • ¿Que demora más tu inhalación o tu exhalación?
  • ¿Sostienes la respiración en algunos momentos del día?

Sólo el apuro de ir de un lugar a otro o  decidir rápidamente sobre algo hace que, por instantes, pausemos nuestra respiración.

Si estuvieses respirando calmada y profundamente lo sentiría alrededor del ombligo; así como respiran los bebés.  Generalmente, en el apuro del día, lo sentimos en las costillas y la espalda alta.  Por esta razón el diafragma, el músculo que nos ayuda con la respiración se debilita (como todos los otros músculos que no usamos).  En cambio los músculos de la espalda alta y el cuello están trabajando de más para acompañar nuestra respiración, por lo que se tensan.  Respirar bien, te ayudará a relajarte y al relajar los músculos podrás respirar aún mejor.

Realiza ejercicios de respiración por cinco minutos, podrás ir aumentando a 10 o 20 minutos con la práctica,  pero con solo cinco minutos te sentirás más relajado y menos ansioso.

Para calmarte realiza el siguiente ejercicio:

  1. Coloca tus manos sobre tu abdomen.
  2. Respira hacia el abdomen imaginando que llenas el torso de aire desde las caderas hacia arriba. Cuenta hasta cuatro.
  3. Sostén la respiración un instante
  4. Durante la exhalación, lleva el ombligo hacia la columna empujando el aire hacia afuera.  Cuentas hasta seis u ocho.
  5. Siente como se elevan tus manos al inhalar y como descienden al exhalar.

Esta es una respiración relajante que ayuda a ejercitar el diafragma.  ¡Usala para calmar y enfocar la mente!

 

 

 

 

 

 

Más Artículos

Muy Lila