¿Qué es el estrés, cuáles son sus síntomas y qué puedes hacer para remediarlo?marzo 18, 2021

El estrés, esa sensación de agobio, preocupación y malestar debida a factores externos, físicos o psicológicos, que experimentamos todas las personas y que se ha vuelto omnipresente en nuestras vidas.   En la medida que podamos entenderlo, y reconocerlo en nosotros, podremos tomar medidas para remediarlo.

 

¿De donde surge el concepto de ESTRÉS como lo conocemos hoy?

La palabra estrés viene del latin, stringo (stringere) que significa unir, acercar, pero también rozar, tocar o podar. Entró al ingles en el sigo XIV como una modificación de la palabra distress y en un inicio se usaba para referirse a una dificultad o reto físico.   Fue en el siglo XVI cuando empezó a emplearse también para referirse a una lesión física y no fue hasta el siglo XVII que se empezó a emplear la palabra stress para referirse a un estado interior.

La definición moderna de estrés, como lo entendemos  al día de hoy, se refiere a una combinación de factores externos que generan una respuesta interna y surge por primera vez en el siglo XIX (1814).  Fue el bioquímico Checo-Canadiense  Hans Selye (1907–82), quien por primera vez demostró la reacción que ocurre en el cuerpo debido a factores externos.   Según Selye el estrés se convirtió en un aspecto desafortunado de nuestras vidas. (Rhodri Hayward, 2005)

¿Sabes qué es el estrés?

Actualmente entendemos la palabra estrés como nuestra reacción, en nuestra mente y en nuestro cuerpo, ante una amenaza o preocupación externa, ante un “estresor”.   Esta reacción el estado de supervivencia en que entra una persona cuando se prepara para huir de una amenaza, combatir contra un enemigo o se congela para sobrevivir en una circunstancia en la que no podría huir o combatir.

 

¡El estrés es subjetivo!

Al tratarse de nuestra reacción a algo externo que percibimos como una amenaza , el estrés es subjetivo y uno de los principales retos en el estudio del estrés y sus síntomas es la dificultad que existe para medirlo.

No es como la fiebre que podemos medirla en Celsius o grados Farenhiet, y decir tiene 39 C de fiebre.  No podemos medir el estrés ya que la percepción del estrés varía de una persona a otra al momento de enfrentar una determinada “amenaza” o estresor.   Esto significa que cada quién debe identificar qué situaciones le generan estrés y gestionarlas y que la reacción de cada quién será diferente.

A pesar de ser subjetivo, la Asociación Americana de Psicología ha identificado siete fuentes principales de estrés:

  1. Estrés laboral: es el estrés relacionado con tu jefe, compañeros de trabajo, clientes y tu carga de trabajo en general.
  2. Problemas económicos: la pérdida de empleo, insolvencia económica, costos de los servicios de salud.
  3. Problemas de salud: enfrentar crisis de salud propias o de familiares.
  4. Problemas en nuestras relaciones interpersonales: divorcios, la muerte de un ser querido, discusiones o soledad.
  5. Nutrición deficiente:  exceso de alcohol, azúcar, alimentos procesados.
  6. Exceso de información: consumo excesivo de noticias en radio, televisión y demasiado tiempo en redes sociales.
  7. Falta de sueño: la causa de sueño activa el sistema nervioso simpático, que es el encargado del modo de supervivencia, y por tanto aumenta la presión arterial y el ritmo cardiaco.

En el siguiente video, un fragmento de nuestra masterclass del 2020,  te contamos cómo se enciende este modo de supervivencia y qué pasa en tu cerebro cuando te sientes preocupado o amenazado.


¿Cómo se siente el estrés en el cuerpo?

Una vez el cerebro da la orden, este modo de supervivencia genera una serie de reacciones en el cuerpo, en la que el cuerpo se enfoca en resolver la amenaza (huir, combatir o congelarnos).

Si quieres profundizar en lo que pasa en el cuerpo cuando estás estresado y saber qué hacer para remediarlo puedes ver el siguiente video, que es también un fragmento de nuestra masterclass del 2020.

 

Como decimos en el video, una vez se da la alarma y entramos en modo de supervivencia el cuerpo destina un montón de energía a los sistemas que se encargarán de ponernos a salvo por lo que el corazón late más rápido, la presión arterial aumenta y los músculos se tensan.

¿Qué pasa cuando estoy constantemente estresado?

Cuando estamos constantemente  estresados, en ese modo de supervivencia, hablamos de que el estrés se vuelve crónico.  Además de la carga psicológica que esto implica,  se generan un sin número de problemas de salud.

Esta comprobado qué:

  • Las personas con estrés crónico tienen un mayor riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares.
  • El estrés suprime el sistema inmune, haciéndonos más propensos a desarrollar síntomas de un resfriado por ejemplo.
  • El estrés crónico intensifica los síntomas de las enfermedades auto inmunes y de aquellas enfermedades en las que la inflamación juega un papel importante.
  • Afecta nuestro sistema digestivo.
  • Causa dolor de cabeza y tensión muscular
  • Genera dolor cuello, hombros y espalda
  • Está ligado al aumento de peso
  • Puede llevar a la ansiedad y la depresión.
  • Causa fatiga y ese sentimiento de cansancio extremo
  • Puede estar ligado a la caída del cabello
  • Disminuye nuestro deseo sexual
  • Nos hace propensos a episodios de ira

¡Todos estos son síntomas del estrés!

 

¿Qué puedo hacer para disminuir mis niveles de estrés?

Si te gustaría entender cómo puedes aliviar los síntomas del estrés,  te invitamos a conocer el programa Hackea el estrés.    En “Hackea el estrés” damos una mirada integral al estrés, sus síntomas y  sus implicaciones para nuestra salud de manera integral, considerando tu mindset y tu cuerpo.

Lo enfocamos tanto del punto de vista de nuestra mente y como del cuerpo para lograr verdadero alivio. En Hackea el estrés puedes aprender a relajarte, con herramientas que nos permiten reconocer qué nos causa estrés, gestionar esos estresores y evocar la respuesta de relajación en el cuerpo, a través de técnicas probadas y con sustento científico.

Más Artículos

Muy Lila