¿Cómo usar el rollito para cuidar tu espalda?enero 30, 2020

La mayor parte del tiempo, el dolor de espalda baja o alta se desarrolla en el día a día.  Actividades repetitivas en la casa o en el trabajo, como sentarse en la computadora o levantar peso, pueden producir la tensión muscular que resulta en el dolor de espalda.   Una solución para prevenir el dolor de espalda es mejorar tu postura.

Además de la postura, tu condición física y tu peso influyen, pero el simple hecho de poner atención a tu postura puede ayudarte grandemente.  Postura es la manera en que sostienes tu cuerpo cuando te paras, te sientas, o realizas actividades como levantar peso, agacharte, halar, etc. Si tienes buena postura tu columna está alineada correctamente.

Tips para mejorar tu postura:

  • Imagina – Imagina que una cuerda te sostiene desde la parte superior de tu cabeza.   Tus orejas, hombros, caderas, rodillas y tobillos debes estar alienados verticalmente, uno sobre el otro, mientras tratas de ampliar el espacio entre tus caderas y tus costillas. ¡Sólo pararte bien te hará ver más delgada!
  • Junta tus omóplatos – Siéntate derecha en una silla con tus manos descansando sobre tus muslos. Aleja tus hombros de tus orejas y pon tu quijada paralela al piso (adiós papada).   Lentamente desliza tus omóplatos hacia atrás, acercándolos entre sí.   Acércalos y cuenta hasta cinco y relaja.   Repita tres o cuatro veces.

No es fácil mantener una buena postura mientras estás sentada: en un viaje largo, en el tranque o en la oficina, pero puedes recurrir a tu rollito #muylila y usarlo tanto para prevenir como para aliviar el dolor de espalda.

 

 

Al sentarte, el rollito llenará el espacio que se forma en tu cintura cuando estás erguida y evitará que se redondee la espalda.   Cuando tu espalda baja se redondea, es casi imposible mantener tu cuello alineado sobre tu cabeza, los músculos del cuello y la espalda alta se cansan y tu cabeza se cae hacia delante.; todo esto se traduce en dolor.

 

¿Dormir con el rollito para la espalda?  ¡Sí se puede!

Una manera sencilla en que el rollito puede acompañarte en las noches es colocándolo en tu almohada; entre tu funda y la almohada.

  • Si duermes boca arriba, coloca el rollito debajo de tu cuello de modo que te provea y ayude a descansar la curva natural del cuello (cuerva cervical).
  • Si duermes de lado, coloca el rollito de modo que llene el espacio que queda entre tu cuello y la almohada.

De esta manera tu cuello tendrá el soporte necesario para evitarte dolores y estará alienado con el resto de tu columna.   Sabemos que las almohadas que usas para dormir dependen de tu preferencia muy personal, pero evita almohadas que te levanten demasiado la cabeza.

 

¿Dolor de entre los omoplatos? Tan solo acuéstate sobre el rollito. Sip, sólo eso.

Cuando pasas todo el día sentada, es decir mal sentada y encorvada, tiendes a desarrollar un molesto dolor entre los omoplatos.   Ya sea manejando, sentada frente a la computadora o mirando el celular, no tienes escapatoria.  Coloca el rollito, a lo largo, en el piso (puedes usar una manta o una colchoneta de ejercicios o de yoga) o sobre la cama y acuéstate boca arriba sobre el rollito.

El extremo del rollito debe estar en la base del cuello (abajito del cuello) y el resto estará entre tus omoplatos.  Además puedes utilizar una almohada para darle soporte a tu cuello y doblar las rodillas (con los pies apoyados) para cuidar tu espalda baja.

 

Relájate y respira. Mantén esta posición por dos o tres minutos.  Si quieres un estirar un poco más, extiende tus brazos a los lados haciendo una T.   Esto no debe dolerte, puede que sientas algunos ajustes leves, pero debe sentirse bien.  Recuerda siempre consultar con tu médico y/o con un fisioterapeuta.

Otra manera de liberar la tensión muscular de toda la espalda es acostarte boca arriba con el rollito dándole soporte a tu cuello o a tu espalda baja.

 

 

Recuerda que nuestro rollito para la espalda está fabricado con un relleno ecológico: cáscara de arroz y semillas con aroma a lavanda.  Esto permite que puedas calentarlo en el microondas por 8 segundos cada vez hasta lograr la temperatura deseada.

 

 

Más Artículos

Muy Lila