El aceite de coco es un producto de origen vegetal que ha ganado fama en los últimos años gracias a sus aplicaciones medicinales y cosméticas. Proviene del proceso de prensado de la pulpa del coco, que se compone casi en su totalidad de ácidos grasos de cadena media y sustancias antioxidantes.

Dada su riqueza nutricional, la industria lo está utilizando en la fabricación de champús, cremas, jabones y otros cosméticos para embellecer la piel y el cabello. Sin embargo, hay quienes prefieren utilizarlo en su estado natural por considerar que es una forma más eficaz de aprovechar sus propiedades.

Te recomendamos el uso del aceite de coco para los siguientes tratamientos:

Cabello: por su textura, aroma y propiedades, el aceite de coco es una gran alternativa para sustituir los acondicionadores comerciales. No contiene sustancias químicas agresivas y está lleno de vitaminas, minerales y proteínas que fortalecen las raíces. Al realizar este tratamiento con aceite de coco o aceite de coco y romero estarás acondicionando tu cabello y estimulando su crecimiento, además si lo aplicas en el cabello seco disminuirás considerablemente el encrespamiento (frizz).

Ingredientes:  2 cucharadas de aceite de coco (30 g)

¿Cómo utilizarlo?

La aplicación la puedes hacer durante el lavado habitual del pelo, como tratamiento profundo en seco o con el cabello limpio para evitar el encrespamiento (frizz).

  1. Toma un par de cucharadas de aceite de coco y frótalo por todo el cabello y cuero cabelludo.
  2. Cúbrelo con un gorro para baño y déjalo actuar durante una hora.
  3. Lava con abundante agua y procede a peinar de inmediato.

 

Piel:  para evitar la sequedad de las manos y mantenerlas bien hidratadas, basta con sustituir las cremas comerciales por unas cuantas gotas de aceite de coco y aloe. Este producto las protege de los daños causados por los radicales libres y, de paso, las desinfecta para no tener que recurrir a jabones o geles.

El uso de este aceite sobre la piel antes de ir a dormir ayudará a potenciar sus efectos de restauración y regeneración. Sus propiedades antioxidantes inhiben el daño celular y le dan un aspecto más joven y saludable. Además, gracias a sus propiedades antibacterianas ayuda a eliminar las impurezas y microorganismos que ocasionan el acné.

Debido a su composición nutricional, su aplicación sobre la piel durante el embarazo actúa como un preventivo de esas antiestéticas estrías. Untar una pequeña cantidad de aceite de coco para masaje diaria en las zonas más propensas a sufrirlas, como es el caso del abdomen, los glúteos y los senos.

Desmaquillante: este aceite de coco natural es una buena opción para desmaquillar el rostro y dejarlo completamente limpio, una tarea que puede realizarse con más facilidad gracias a su textura oleosa. Además, si utilizas el aceite de coco como desmaquillante habitual, le estarás proporcionando a tu piel muchísimos nutrientes esenciales para que se mantenga siempre bonita, saludable y radiante.

El aceite de coco:

  • Limpia en profundidad la piel a la vez que la nutre e hidrata gracias a su contenido en vitaminas E y K y ácido láurico
  • Elimina la grasa el exceso de sebo del cutis
  • Le aporta a la piel de la cara un extra de suavidad y luminosidad
  • Ayuda a prevenir el envejecimiento del cutis, pues favorece la producción de colágeno y elastina
  • Frena la acción de los radicales libres, principales responsables de la oxidación de las células que conforman la piel, y por ello evita la aparición de nuevas impurezas y arrugas
  • Previene la aparición de manchas oscuras y ayuda a mantener un tono unificado
  • Es un buen remedio para el acné y otras afecciones cutáneas debido a sus propiedades antimicrobianas y antiinflamatorias.

 

Enjuague bucal: el enjuague con aceite vegetal tiene su origen en la medicina Ayurveda de la India. Textos médicos ayurvédicos ancestrales, que se remontan a más de 2,000 años lo describe como “oil gargling”. Tiempo atrás, los practicantes ayurvédicos descubrieron que lavar la boca con aceite vegetal no solo la limpiaba sino que también restablecía la salud del cuerpo. Se dice que el proceso cura más de treinta enfermedades sistemáticas que van desde problemas relativamente menores como el mal aliento y dolores de cabeza, hasta condiciones más serias como el asma y la diabetes.

El enjuague con aceite de coco ayuda a que el cuerpo se cure a sí mismo. El proceso hala toxinas y gérmenes fuera del cuerpo dejando que la naturaleza siga su camino para lograr la curación.

Encuentra en nuestra tienda online los siguientes productos de aceite de coco:

  1. Aceite de coco natural
  2. Aceite de coco y romero
  3. Aceite de coco y aloe
  4. Aceite de coco para enjuague bucal
  5. Aceite de coco para masaje
  6. Aceite de coco para el cabello

Deja un comentario