lavanda

El ayurveda reconoce que por su composición química, todos los aceites esenciales calentarán o enfriarán el cuerpo.   La camomila y la lavanda son ejemplos de neutralidad.   Estos proveen balance ya que si tienes fiebre te ayudarán a refrescar, mientras que si estas en un clima frío te ayudarán a calentar un poco el cuerpo.

En cambio, el jazmín y el pepermín refrescan y serían ideales para un baño en nuestro clima tropical.   Mientras el clavito de olor, sería un ejemplo perfecto de un aceite cálido.   Desde un punto de vista químico, los aceites que tienen un efecto frío son electro-negativos es decir tienen electrones extra que absorben calor del cuerpo. Lo contrario ocurre con los aceites electro-positivos, les hacen falta electrones por lo que al adquirirlos producen un efecto cálido en el cuerpo.

El ayurveda también reconoce que existen aceites humectantes o desecantes. Desde el punto de vista químico un aceite esencial de alta polaridad, que mezcla bien con el agua (hidrófilo) será un aceite humectante.   Mientras que un aceite de baja polaridad, que mezcla mejor con las grasas (lipófilo) tendrá un efecto desecante.

En base a estas propiedades, caliente o frio y humectante o desecante, los aceites pueden apaciguar o agravar los diferentes doshas: vata, pitta y kapha.  Todos somos diferentes y todos tenemos un dosha predominante que nos saca de balance.  Reconócete y aprende como recuperar el equilibrio.

Mist_Ayurveda

  • VATA:  Como VATA es ligero, seco, móvil y frío debe tratarse con aceites que sean todo lo contrario: humectantes, pesados, relajantes y calientes.  Este es el principio con el que hemos elaborados nuestro Mist para balancear VATA.
  • PITTA: Caliente y húmedo, PITTA debe tratarse con aceites esenciales que sean refrescantes, que disipen calor, tengan efecto desecante, sean nutritivos y calmantes. Este es el principio con el que hemos elaborado nuestro MIST para balancear pitta.
  • KAPAHA: Ya que Kapha es tierra y agua, es predominantemente frío, húmedo, lento y pesado por naturaleza.   Puede ser tratado con aceites esenciales cálidos, de efecto desecante, ligeros y estimulantes.

Para la creación de nuestras mezclas es muy importante conocer el efecto de los aceites y no mezclar aquellos con propiedades contrarias. Recuerda que todo lo que te aplicas penetra todas las capas de tu piel y es absorbido por los vasos capilares, pasando a forma parte de ti: afectando tu cuerpo y tu mente.