Desafios de trabajar desde casa

Hackea el estrés en el Teletrabajofebrero 20, 2021

Algunos imaginaban que  los impactos de la pandemia finalizarían mágicamente con la llegada del 2021. La verdad es que durante el 2021 y gran parte del 2022 seguiremos lidiando con los efectos de la pandemia. Y sólo podremos avanzar una vez aceptemos esta nueva realidad en su total y completa complejidad. 

Pero no todo es malo, el teletrabajo, trabajo remoto o trabajar desde casa ha sido una de esas transformaciones, que en líneas generales, a muchos les ha parecido un buen cambio. Según una encuesta realizada por el Fondo Cómico Mundial al 98% de las personas que iniciaron el trabajo remoto les gustaría conservar en algún porcentaje la dinámica del trabajo remoto una vez pasada la pandemia.

Horario flexible, la capacidad de trabajar desde cualquier lugar y no más tráfico para llegar al trabajo son de los beneficios que se mencionan. Pero en mis sesiones con clientes, me compartían continuamente de varios estresores relacionados con el Teletrabajo, así que junto a Itzel Díaz (con quien codiseñé el año pasado el programa Hackea el estrés) lanzamos un sondeo para conocer ¿Qué es lo más difícil del Teletrabajo? Mira los resultados… 

 

¿Qué es lo más difícil de trabajar desde casa?

Propusimos cuatro alternativas para responder a la pregunta: ¿qué es lo más difícil del teletrabajo?

  1. No me concentro. me interrumpen, me desmotivo.
  2. Parar de trabajar. Siento que trabajo muchas más horas.
  3. Me duele todo. Espalda, cuello, hombros, muñecas
  4. Todas las anteriores

El desafio de la concentración fue el más votado con 31% de los votos, seguido por parar de trabajar con 25% y por último, los dolores físicos con “Me duele todo” con 22%.   Resulta interesante que el 22% restante selecciona la opción de todas las anteriores.

Los desafios que enfrentamos.

Y aunque este pequeño sondeo no tiene valor estadístico, está alineado con informes del Foro Económico Mundial que señalaba como uno de los principales retos para los trabajadores remotos era “desconectarse” del trabajo. Términos como “Fatiga Zoom” y la preocupación ante temas de “salud mental” empiezan a surgir pues el trabajo remoto, en esta ocasión, viene de la mano con una pandemia global.

Ya antes de la crisis del Covid19, el Foro Económico Mundial mencionaba la necesidad de desarrollar y fortalecer habilidades blandas como pensamiento crítico, inteligencia emocional, inteligencia social y creatividad para superar los retos frente a la Inteligencia Artificial (IA), a la automatización y a los cambios demográficos globales.

Y la verdad, si en algo nos ha puesto de acuerdo la pandemia: es que dentro de esas habilidades blandas necesarias están la gestión del tiempo, la productividad y cómo aprender a gestionar (hackear) nuestro estrés.  Así como nos enseñaron a leer y a escribir, aprender a gestionar nuestras emociones, bienestar y nuestros espacios trabajo/familia va a hacer la diferencia entre navegar estos tiempos siendo felices y productivos o no.

 

El desafío de la concentración

¿Sabías que toma entre 10 y 24 minutos volver a centrarse en la tarea en la que se está trabajando luego de una interrupción?

El Dr. Freundlich -neuropsicólogo- dice que “cuanto más compleja es la tarea, más tiempo lleva acceder y recuperar la información al cerebro para proseguir” y por eso es que terminamos incluso más cansados. En casa, las interrupciones pueden ser muy diversas, y se debe partir por tener consciencia de cuáles son esas interrupciones, sus intensidades y frecuencias para entonces poder diseñar acciones que ayuden a mitigarlas, eliminarlas o gestionarlas.

 

El desafío de cuidar el cuerpo en el teletrabajo

La inactividad física y el sedentarismo han sido de los efectos secundarios de la pandemia. Un estudio médico en Chile mostraba el drástico impacto en los niveles de actividad física de la población, monitoreando a usuarios de Fitbit a nivel mundial. Solo el primer mes hubo una disminución de entre 7% a 38% en la cantidad de pasos caminados diariamente en esos 30 millones de usuarios. 

En casa somos nosotros propios encargados de salud ocupacional.  Solo nosotros somos responsables de nuestra ergonomía y del cuidado de nuestro cuerpo. Una jornada de teletrabajo en mala postura puede causar trastornos musculoesqueléticos, problemas visuales y oculares y fatiga mental a largo plazo. 

 

El desafío de desconectarte del trabajo

Sin el cambio claro de ubicación y el horario de oficina definido, muchas personas tienen más dificultades para dividir claramente su tiempo/espacio personal y profesional. La pandemia obligó a que las estructuras que usualmente estaban separadas (escuela, trabajo) invadieran el hogar. Este nuevo esquema genera estrés e incluso puede llegar a afectar la salud mental individual, y nuestras relaciones y dinámicas en casa. Somos responsables de nuestro bienestar y aunque en un inicio de la crisis todos estábamos aprendiendo, desaprendiendo y reaprendiendo, a un año (más o menos) de la crisis debemos darle prioridad a nuestro bienestar de una manera integral.

Una guia para disminuir y manejar el estrés de trabajar desde, y con toda la familia, en casa

Estos desafíos nos inspiraron a crear esta guía para Hackear el estrés en el Teletrabajo

A través de 4 emails (uno al día) con unos super cortos videos podrás:

  1. Descubrir que la postura puede afectar tu estado de ánimo, disminuir tu concentración y productividad y cómo usar eso a tu favor
  2. Decirle adiós al dolor de cuello, hombros y muñeca con hacks en tu postura
  3. Hackear las interrupciones para ser [email protected] con la familia en casa
  4. Aprender de neuroproductividad pero sobre todo, cómo desconectarte cuando termines la jornada laboral remota

¿Quieres hackear el estrés del teletrabajo? Sólo haz click aquí


Por Ivi Serrano @iviserranocoach   

  Coach, facilitadora y conferencista con más de 20 años de experiencia como consultora organizacional. Te ayuda a hackear tu cerebro, desbloquear excusas y creencias limitantes para alcanzar todo tu potencial

Más Artículos

Muy Lila