Bleeding movement o movimiento de sangrado libremayo 6, 2020

¿Menstruar sin utilizar productos de higiene menstrual?

Si, así como lo lees. Muchas mujeres han descubierto que su útero las avisa cada vez que tiene que expulsar la menstruación, igual que la vejiga avisa cuando está llena. Para aprender a menstruar así, solo necesitas seguir tres pasos:

¡informarte, escucharte y practicar!

A esta práctica se le conoce como sangrado libre.

 

¿Qué es el sangrado libre?

El sangrado libre consiste en no utilizar ningún producto de higiene femenina (tampones, toallas, copa menstrual, etc) para recoger la menstruación, sino dejar que la sangre fluya libremente.

 

¿Cómo surgió?

No se sabe con exactitud cuándo comenzó el movimiento moderno de sangrado libre y, a pesar que los periodos menstruales casi no se mencionan en los textos históricos, las mujeres en la Inglaterra del siglo XVII sangraban libremente. Es decir, aunque parezca que es una moda actual,  ha existido durante mucho tiempo.

Luego, en la década de los 1970, el activismo menstrual se hizo prominente, como protesta a la aparición de casos del síndrome de shock tóxico, una infección causada por el uso prolongado de tampones que puede ser mortal.

El término “Sangrado libre”, tomó todavía más fuerza en el 2015, cuando la baterista y activista Kiran Gandhi corrió el maratón de Londres dejando a la vista su sangre menstrual.  La misma menciona que “Hubiera sido demasiado incómodo preocuparse por un tampón durante 26.2 millas”, Además, Kiran agrega:

“Corrí con sangre goteando por mis piernas por las hermanas que no tienen acceso a tampones y las hermanas que, a pesar de los cólicos y el dolor, lo esconden y fingen como si no existiera”. 

Esto nos confirma que el sangrado libre no es nuevo. Ya sea por elección, como protesta o por falta de acceso a productos de higiene, muchas mujeres han vivido su menstruación de esta forma desde hace siglos.

 

¿Por qué es  controversial?

El uso de productos de higiene íntima, tal y como aseguran muchos expertos en sociología y psicología de la mujer, no se trata de una elección, sino que en muchos casos es en realidad una imposición. La menstruación se ha visto siempre como un tabú, algo sucio y que debe de ser ocultado. Sin embargo, en los últimos años, y gracias a la fuerza que han tomado los movimientos feministas, muchas mujeres han trabajado en visibilizar  algo tan natural como la regla.

Este gesto inspiró a muchas activistas y feministas a promover la normalización de la menstruación ya que es un proceso natural de la mujer y las mismas no deben sentirse avergonzadas. Es así como muchas mujeres simplemente dejaron de usar productos para regular su menstruación y comenzaron a salir a la calle sin importarle las manchas de sangre en sus pantalones.

 

El sangrado libre es un llamado a la acción.

No corres el riesgo de sufrir ninguna afección de salud por practicar el sangrado libre, por ende, si eliges sangrar libremente, hazlo. Sólo ten en cuenta que enfermedades transmitidas por la sangre, como el VIH, pueden transmitirse a través de la sangre menstrual.

Más que una simple preferencia personal, el movimiento de sangrado libre puede verse como un llamado a la acción: para que podamos hablar abiertamente sobre la menstruación, desafiar el estigma y trabajar para que los suministros menstruales sean más accesibles, para todos los que los necesitan.

 

 

Más Artículos

Muy Lila