¿Sabías que una mujer menstrúa alrededor de 450 veces en toda su vida? Esto significa que menstruamos por un equivalente de 9 años. Nueve. Años. Menstruando.

Entonces, si vamos a menstruar durante unos 36 o 40 años, mes tras mes, ¿Por qué no nos preparamos y educamos mejor para ello?, ¿Por qué nos resignamos a los cólicos, a la inflamación abdominal, a la migraña, al malestar estomacal o a la sensibilidad emocional?

Y aquí viene la pregunta más importante: ¿Por qué crecemos con la noción de que una menstruación problemática es normal?

Spoiler alert: no es normal.  Podrá ser común (el 80% de las mujeres la pasa mal durante la menstruación), pero no es normal.  Si lo pensamos bien, no es normal que una vez al mes veamos nuestra salud mental y física afectada “gracias a la regla”.  La menstruación no debería ser sinónimo de enfermedad!!!

Estamos hartas de lidiar con estos síntomas que, si ignoramos porque “son normales”, se pueden convertir en quistes, fibromas o problemas de fertilidad.

La buena noticia es que podemos hacer algo para sanar.  Esta fue la razón por la que decidimos organizar los eventos Lila y llamados “Note to Self”, como un amable recordatorio de las pequeñas cosas que damos por sentadas, pero que vistas desde otra perspectiva, tienen el poder de mejorar nuestra vida.

El pasado 30 de junio compartimos en el primer Note to Self, edición Sana tu Menstruación, con mujeres que están tomando su salud en sus manos para sanar estos síntomas de manera natural y consciente.

Aquí les dejamos algunos takeaways:

  1. Sí se puede: acepta que es posible sanar desde adentro.  “Desnormaliza” que la menstruación tiene que ser dolorosa en tu mente.
  2. Pregúntate qué significa la energía femenina para ti: podría significar cuidar de ti o ser creativa.
  3. Mírate a los ojos con la mano en el corazón y di: “Soy mujer y me reconozco como mujer”.
  4. Haz tu pequeño ritual para sentirte bien: toma las riendas de tu cuidado propio. Realiza estiramientos, prepárate un batido de frutas y verduras, hazte masajes con aceite de coco o almendras, toma una ducha fría, medita o menciona tus cualidades positivas en voz alta. Llénate de las cosas que te hacen sentir bien sin remordimientos.
  5. Lleva un diario de tus síntomas: llevar un diario podrá ayudarte a saber a qué prestar atención en tu cuerpo o mente y hallar maneras de sentirte mejor.

El dolor menstrual está ahí para recordarnos que nos cuidemos y reconocerlo es el primer paso para empoderarnos y hallar soluciones.

Pronto anunciaremos nuevos Notes to Self relacionados a problemas que parecen “normales”, pero que interfieren con nuestra calidad de vida. Stay tuned!

 

Fuentes:

The truth about your period problems”. Kirsten Karchmer. Thinx. 2018

The average woman spends the equivalent of 10 years of her life menstruating”. Delphine Chui. Marie Claire. 2017.

“Menstruation and Menstrual Suppression Survey”. Association of Reproductive Health Professionals.

Deja un comentario